miércoles, 27 de junio de 2012

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA DIARREA


 ¿Cuáles son sus causas? Los organismos que ocasionan estas enfermedades están presentes en el excremento de personas o animales infectados; éste, si se deja al aire libre, puede ser arrastrado por el viento o la lluvia, o acarreado por moscas o cucarachas que contaminan los alimentos y el agua. Las principales causas de la diarrea son: La falta de higiene y de agua potable, así como la eliminación inadecuada de excrementos y basura. ¿Qué podemos hacer para prevenir y evitar el daño? Podemos disminuir de manera considerable las muertes infantiles provocadas por la diarrea, si se dan a conocer ampliamente las principales medidas higiénicas y el uso del sobre “Vida Suero Oral” para evitar la deshidratación. Así también es necesario que la gente reconozca las señales de agravamiento, para acudir de inmediato a los servicios de salud y recibir tratamiento oportuno. Prevención enfermedades diarreicas • La diarrea se origina al consumir alimentos o agua que se contamina con gérmenes, por preparar, servir o comer alimentos con las manos sucias. Para prevenirla todos debemos aplicar estas sencillas medidas: o Lavar y desinfectar frutas y verduras. o Lavarse las manos antes de preparar, comer o servir alimentos, y después de ir al baño o de cambiar el pañal a un bebé. o Evitar comer en lugares con poca higiene. o Obrar sólo en excusados o letrinas, o si no, al menos enterrar el excremento. o Depositar la basura en sitios adecuados y mantenerla tapada. • Ante cualquier caso de diarrea es necesario que los niños tomen muchos líquidos como serían leche materna, atole de arroz, caldo, agua de fruta, además, ”Vida Suero Oral” y continuar con su alimentación habitual. ”Vida Suero Oral” es el remedio más importante para salvar la vida de un niño que tiene diarrea, porque ayuda a evitar su deshidratación. Se puede conseguir en unidades de salud, farmacias y tiendas CONASUPO. Su preparación es sencilla: sólo hay que disolver el contenido de un sobre completo en un litro de agua al tiempo, previamente hervida, y darle a cucharaditas todo el suero que acepte. • Hay que tener cuidado cuando un niño con diarrea está decaído, irritable; cuando tiene mucha sed, y la lengua y la boca se ven secas; cuando llora sin lágrimas y los ojos y la mollera están hundidos, o bien orina poco y de color oscuro. Todos éstos son síntomas de que está deshidratado. Es urgente llevarlo a un médico, porque puede morir en pocas horas. • Si un niño tiene diarrea durante tres o más días, si obra más de diez veces al día, si tiene calentura, si tiene mucho vómito y la evacuaciones se acompañan de moco o sangre; es necesario llevarlo con el médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada